MIGBELIS CASTELLANOS: "ESTOY CONTENTA DE HABER SIDO UNA MISS VENEZUELA POLÉMICA"

Cuando se le pregunta a Migbelis Castellanos si la pone nerviosa el hecho de que se acerca la fecha del Miss Universo, la joven marabina responde con humor: "Tengo nervios, pero porque se me ha hecho difícil conseguir pasaje para ir a Maracaibo a recibir el año con mi familia". Sobre la competencia que librará el próximo 25 de enero en El Doral, ciudad de Miami, se muestra segura.

Esta semana, Castellanos estuvo en Caracas para probarse los trajes de gala que confeccionaron para ella los diseñadores Gionni Straccia, Alejandro Fajardo y Nidal Nouaihed. El sábado, cuando Osmel Sousa llegue al país, se decidirá cuál de todos será el que la modelo se lleve el 6 de enero a EEUU.

El traje típico será responsabilidad única de Nidal.

-¿Se siente preparada para competir por la octava corona para Venezuela?

-Estoy preparada, tranquila. Disfruté mi año como Miss Venezuela y ahora disfrutaré del Miss Universo porque es un evento que te regala gran proyección en el mundo de los medios de comunicación social, que me gustan, y que es donde quiero trabajar. Entonces, además de buscar la octava corona, voy a disfrutar esos días en Miami, ciudad a la que ya había ido y en la que me gustaría quedarme a trabajar. Allá o en Nueva York. Dios sabrá.

-El trabajo en Valencia con la masajista Maya y al entrenador Fernando Rodríguez dio buen resultado. Ellos me ayudaron a perder siete kilos y a que tuviera un cuerpo excelente.


-Cuando mira hacia atrás y ve por todo lo que ha pasado en su reinado, ¿qué reflexión le queda?

-Que ha valido la pena todo, no me arrepiento de nada. Estoy contenta de haber sido la Miss Venezuela más polémica de toda la historia, como me catalogan algunos, pues eso me ha llenado de mucha fuerza para poder enfrentar cualquier cosa, como las preguntas que me hanan en el Miss Universo.

-¿Investiga sobre sus contrincantes en Internet?

-He visto a alguna que otra candidata, porque la gente en las redes sociales me etiqueta en su cuadro de favoritas, pero lo cierto es que nada está dicho hasta que nos encontremos todas en Miami. Como es bien sabido, no gana la que tiene el rostro más bello, sino la que se desenvuelve mejor y en eso tengo ventaja por el trabajo que hice este año como presentadora en los medios.

-De ganar o quedar entre las finalistas, ¿qué le dirá a quienes no creyeron en usted?

-Cuando uno desea bien, le va bien; la vida es un búmeran. Yo estoy contenta con lo que hice, con sus altas y sus bajas, pues mi trabajo fue limpio. Aunque sé que no soy monedita de oro para que todos apuesten por mí, todos vivimos en un mismo país y eso eso lo que voy a representar en Miami: a una Venezuela entera. 

-¿Deseos para Año Nuevo?


-Lo principal es conciencia y tolerancia entre los venezolanos para poder progresar y tener una Venezuela mejor, tranquila, feliz. Que me llene a mí y a los míos de salud. Quiero dedicarme seriamente a la animación. No sé si me guste la actuación, pues no la he probado, pero me han dicho que podría ser una buena villana (risas).


Comentarios