VIVIANA GIBELLI: "NUNCA ME HE SENTIDO BELLA"

Su vida ha estado sumamente vinculada a la belleza física. Fue miss en 1987. En 1999 hizo de "Chica del tiempo" en una telenovela. En 1997 debutó como cantante. En 2000 inauguró junto con su hermano un centro de estética corporal. Y en 2013 animó el certamen de Miss Venezuela. Pero Viviana Gibelli jura que nunca se ha sentido bella. "Atractiva, quizás, pero no bella. De pequeña me echaban broma porque tenía una nariz muy italiana, que parecía la de un tucán, y mis compañeros me llamaban 'Fruti Lupis', así que decidí operármela", confiesa ella, que desde ayer le toca conducir el programa de realidad La magia de ser miss, que intenta revelar los entretelones del ícono televisivo de la belleza local: el Miss Venezuela.

-Son pocos los programas que se producen hoy en la televisión venezolana. Uno de ellos es La magia de ser miss. Qué nos dice eso en un país en el que no hay desodorante, afeitadoras, medicinas...

Seguramente nos dice que lo poco que se produce está dirigido a distraer al venezolano, que necesita olvidarse un rato de los problemas que nos agobian y que se han metido en nuestras casas.

-Hablemos de belleza. Uno supone que habrá cambiado para usted el concepto desde 1987, cuando participó en el certamen de Miss Venezuela...

Claro que ha cambiado porque la madurez te hace percibir la belleza en otras cosas. Te hace ser sensible a cosas a las que antes quizás no reparabas. A medida que uno va descubriéndose, empieza a valorar otra cualidades, virtudes, que no necesariamente están relacionadas con lo físico. Comienzas a percibir la belleza como un conjunto.

-Pero, ¿se ha sentido fea alguna vez?

Claro que sí! Quién no lo ha hecho! Porque la belleza tiene que ver con tus acciones, con tu bienestar, con tu autoestima. Y si no estás bien contigo mismo, eso inevitablemente se refleja. Puedes estar bien vestido, maquillado, pero tus ojos seguramente estarán opacos, sin brillo. Aunque luzcas bien por fuera, seguramente te mirarás al espejo y dirás: "¡Qué fea estoy!".

-Oscar Wilde escribió: "Es terriblemente triste eso de que el talento dure más que la belleza". ¿Qué opina?

Oscar Wilde era un provocador, pero yo pienso que terrible sería lo contrario. Es verdad que a todos nos importa la belleza exterior y vernos bien. Pero todos nos damos cuenta de cuando las cosas se están cayendo, cuando las arrugas están saliendo, cuando te sale papada... El asunto es que la madurez te da una calma que antes no tenías, y que te hace ver todo de una manera distinta. Entonces empiezas a encontrarle sentido a otras cosas y a darte cuenta de que la belleza exterior pasa a otro plano. Sería magnífico llegar con belleza a la vejez, pero eso no existe. Así de sencillo. Así que si me preguntas, yo prefiero tener talento. Lo otro no dura.

-En todo caso, ¿diría que la belleza ayuda a hacer más corto el camino?

Te da un buen empujón, sí. Pero la misma belleza te puede empujar al abismo también si no tienes nada que la soporte. Y el foso lo cava uno mismo. Yo he visto a una niñas muy bellas (hace una pausa)... pero eso es todo.

-¿No cree que las declaraciones de Osmel Sousa acerca de cómo eligió él mismo a la nueva Miss Mundo Venezuela, Debora Menicucci, aportan mucho acerca de lo que somos actualmente como país?

Lo que te puedo decir es que Osmel (Sousa) sabe muy bien lo que se necesita en un concurso de belleza. Eso es indiscutible. Por eso es que tenemos tantos triunfos en esa área, por eso es que él ha convertido el certamen en una gran empresa, pero a veces es mejor permanecer callado. Sobre todo porque estamos viviendo unos tiempos tan difíciles, tan polarizados, que es mejor ser prudentes.

-Vamos un poco más lejos. ¿No le resulta algo descabellado que las misses se conviertan de la noche a la mañana en los modelos mediáticos de este país? Los medios de comunicación están llenos de gente tan poco preparada...

Yo no puedo decir mucho, porque apenas salí del Miss Venezuela hice un casting con Edith Valerio y ese mismo año empecé a hacer Complicidades. Yo estudiaba medicina, me desenvolvía muy bien, y, como te dije, no era la más bella, pero tenía otras cosas. Una de ellas era que hablaba bien. Y no dudo que otra miss pueda hacer lo mismo. Migbelis (Castellanos, Miss Venezuela) se está preparando como animadora en distintos programas. Irene Esser se ha tomado muy en serio la actuación. Lo que yo lamento es que ya no tengamos suficientes programas de distintos géneros para darle oportunidad a gente profesional para que se luzca. Lo que yo lamento es que no estemos preparando bien a los nuevos talentos. 

-Miss. Animadora. Actriz. Cantante. Empresaria. Esposa. Madre. ¿Qué título le va mejor?

El de mujer y madre. Aunque me vean trabajando en esto y aquello, porque amo mi profesión, en este momento de mi vida soy ciento por ciento mujer y madre de familia. Mis hijos son lo más importante. Dejaría cualquier cosa por ellos.

-Marilyn Monroe dijo: "Una mujer inteligente prefiere estar sola a estar con cualquiera". Usted tiene ya un buen rato sola...

Yo nunca he estado con cualquiera. En eso tal vez he sido bastante inteligente. Las personas que han estado en mi vida me han dejado enseñanzas maravillosas. Uno ha dejado más que otro (risas), pero ninguno ha sido "cualquiera". Es que la gente siempre pasa por tu vida por alguna razón. Y la última me dejó lo más grande: mis hijos. Y te digo algo: feliz de la vida, yo me caso de nuevo.

-Si alguien está deprimido y ve el panorama muy oscuro, ¿qué le dice usted?

El otro día leí algo maravilloso que decía: "Frota el lado más oscuro de tu vida hasta que brille". Eso me conmovió, porque es así: aún en los momentos más oscuros de la vida siempre hay un foco de luz. O como dicen por ahí: el momento más oscuro del día es cuando va a amanecer. (El Universal).

Comentarios